El Buen Fin puede significar un ingreso importante para tu negocio si se aplican las estrategias adecuadas tanto de venta como de promoción, en las que cometer la mínima cantidad de errores posible puede determinar el éxito o fracaso de las empresas.

Debes evitar caer en estos errores al realizar la publicidad de tu negocio para el Buen Fin.

5.- Alterar los precios

El público se ha acostumbrado gracias a las ediciones anteriores del Buen Fin a investigar de antemano los precios regulares de los comercios para así saber qué tanto les conviene comprar determinado producto, y si se dan cuenta de que alteras tus precios para aparentar un descuento mayor, perderás credibilidad y le darás una impresión negativa al negocio..

4.- Ofrecer más de lo que vendes

Es un error adornar de más los productos o servicios con tal de obtener provecho del Buen Fin. Debes ofrecer lo que vendes sin prometer resultados o características que no se van a obtener con el producto, para así cumplir por completo las expectativas de los clientes.

3.- Anunciar demasiado o poco en social media.

Dependiendo de la cantidad de productos y publicaciones que tengas programadas al mes, deberás determinar el número de posts que destinarás a anunciar promociones y ofertas para el Buen Fin. Debes tener cuidado de no saturar los perfiles con imágenes del evento pero publicar con anticipación y durante ese fin de semana las suficientes para mantener el interés.

2.- Limitar los métodos de pago en eCommerce

En especial durante el Buen Fin debes considerar las diversas y en ocasiones limitadas opciones que tiene la gente para realizar sus pagos. Al ofrecer una cantidad limitada de métodos para completar las compras, también se limitarán tus ingresos. Debes contar de preferencia con diferentes opciones tanto online como offline.

1.- Anunciar ofertas erróneamente

En años anteriores se han hecho famosos los casos de tiendas, tanto físicas como electrónicas que al cometer un error de dedo al escribir sus precios u ofertas, terminan vendiendo productos a una fracción de su costo, perdiendo en el proceso miles de pesos. Asegúrate de que cada cifra y porcentaje es el correcto antes de darlo a conocer al público.