Para un hotel, contar con una estrategia en redes sociales es casi tan necesario como lo es una cama para un cuarto de hotel. En estos tiempos, este tipo de negocios no pueden darse el lujo de no tener perfiles de social media, de los cuales, el de Instagram resalta, al ser una red social atractiva para perfiles turísticos y primordialmente visual.

Una ventaja que tienen este tipo de establecimientos es que sus clientes, más que los de otros negocios, publicarán contenido propio promocionando el hotel, algo que debería aprovecharse y compartir estas publicaciones al menos una vez por semana (con el consentimiento de los huéspedes, claro), y así mostrar directamente la experiencia de estancia de una manera en la que los interesados no sentirán que se les está vendiendo una ilusión creada por el hotel si no una reseña directamente de quienes han probado el servicio.

Existen varias acciones con las que podrás aumentar los seguidores y la efectividad del perfil de Instagram de tu hotel.

Algo importante para la cuenta de Instagram de cualquier empresa pero que resulta aún más relevante para la de un hotel, es la resolución de las imágenes. Estas son el motor principal de esta red social y, para estos negocios, una muestra esencial de su servicio, gracias a las cuales los huéspedes potenciales podrían convencerse a favor o en contra de su estadía. Por lo tanto, deben subirse con la calidad más alta que se disponga y, para mejorar la apariencia de la cuenta, algo que podría aumentar el número de seguidores, homogeneizar de algún modo las imágenes por medio de un filtro establecido o de cierto estilo de fotografía.

Otro detalle importante que resulta significativo en las publicaciones de un hotel más que para otros negocios, es la inclusión de una ubicación, a la cual, los seguidores podrán acceder para conocer otras facetas de su lugar de destino y de atracciones cercanas al hotel. Además, con ello se diferenciarán de otros establecimientos en diferentes entidades que tengan un nombre parecido o igual.